sol y cafe

puntos de vista

Ideas erróneas

Publicado el 10 de Agosto, 2013, 14:35. en Algunas verdades.
Comentar | Referencias (0)

Recorriendo las hermosas calles de Madrid, o Madriz, como diría un buen amigo madrileño topamos inesperadamente con la fachada del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, pero todo quedó eclipsado ante el tinglado levantado en medio de aquella pequeña plaza, cuyo nombre no recuerdo.

La tienda de campaña improvisada portaba la bandera tricolor de rayas azules y blancas con su triangulo rojo y su inigualable estrella solitaria. Era la bandera de Cuba. Me llamó la atención que allí, en medio de todo aquello hubiera semejante embrollo armado cuyos pernoctadores no pude ver, sólo escucharles hablar con ese genuino y característico acento que identifica a cada cubano que anda por el mundo. Al leer los carteles me sorprendí de semejante acusación. Eran palabras fuertes, muy fuertes las que se podían leer: "Refugiados políticos robados, timados y hoy abandonados y tirados a la calle por los gobiernos españoles violadores de los tratados de Ginebra"… para luego continuar: "Con este macabro convenio por el cual nos trajeron, intentaron desacreditar a la oposición cubana, al régimen dictatorial de los asesinos de Castro; nuestra dignidad es pura… Siempre se impone la verdad"

Realmente no entendí el por qué de todo aquello, fueron noticias hace años atrás, por el 2010 tras la intervención de la Iglesia Católica de Cuba, las autoridades de Cuba accedieron a liberar a todas las personas de los 75 que quedaban en prisión, entre ellos José Daniel Ferrer García, cuando se anunció la llegada a España de 115 presos políticos cubanos y alrededor de 647 familiares, donde se encontraban 40 opositores del grupo de los 75 condenados a penas entre 6 a 28 años de privación de libertad en el 2003 por el simple y legítimo derecho a pedir sus propios derechos constitucionales que según la Carta Magna cubana todo cubano tiene derecho a decidir qué gobernante tener, que decir y qué hacer con su propia vida. Algo que jamás se ha tenido en cuenta por parte del régimen Castrista. Los disidentes políticos fueron puestos en libertad bajo "licencia extrapenal", una libertad condicional donde los cargos contra ellos no han sido retirados, por lo que la mayoría de los opositores se vieron obligados a exiliarse en España, exactamente 44 de ellos, de cuyo grupo, uno partió luego rumbo a Chile. Estados Unidos solamente admitió a 7 de ellos, uno que emigró a Suecia y 21 que decidieron permanecer en Cuba con todo y los peligros que les acarrearía dicha decisión.

No entiendo, continuo diciendo, el por qué de esta actitud ante lo realizado por el gobierno español del presidente José Rodríguez Zapatero. Por lo que he podido indagar fue precisamente la iglesia cubana quien intervino en este ultraje de los derechos humanos y como medida de limpieza el régimen cubano para mantener un estatus ante la opinión pública, como si de una medida de piedad hecha por un rey fuera, dejó bajo libertad condicionada a no respirar ni tan siquiera fuera de sus casas a estos defensores de los derechos cubanos. Ahora bien… pregunto: ¿Qué esperaban estos luchadores de los derechos? Porque exponer que han sido robados, timados, como dije antes, son palabras muy fuertes ¿Robados de dónde? Si el propio gobierno cubano les impuso condicionales para que pudieran salir de sus terribles cárceles ¿Timados y abandonados, por quién?

¿Qué esperaban estos luchadores de la libertad? Se les dio lo más preciado, aquello por lo que están luchando, la libertad. Una libertad que jamás han tenido en Cuba, tal vez por ello desconocen realmente el significado de dicha palabra: Libertad no es hacer y decir cuánto deseo, libertad no es viajar de un país a otro cada vez que lo desee y mi bolsillo pueda permitirme ese gasto. Libertad no es ir a comprar a las tiendas cuanto desee. Libertad es poder expresarse claramente y sin miedo, es poder disfrutar cada instante de la vida sin el temor a perecer en la próxima esquina en manos de un sicario que va imponiendo sus ideas. Libertad es sobre todas las cosas respetar los derechos de los demás, para que los míos sean respetados de igual manera. ¿A qué aspiraban estos luchadores de la libertad? A que el gobierno español les otorgara un visado hacia los Estados Unidos… ¿Por qué no van ellos a pedirlo directamente al consulado norteamericano?, para eso le han dado la libertad. ¿Esperan que les den una vivienda para todos los componentes de su familia? ¿A caso el gobierno español puede darse el lujo de repartir casas entre cada uno de sus ciudadanos que la desea y no la tiene? Que se exija el derecho a un trabajo honesto con un salario que protejan las leyes y del cual se pueda sufragar la renta y hasta la compra de una vivienda acorde a las posibilidades, es lo que se debe exigir y esto va para todos por igual.

He buscado y rebuscado en cuanto he podido y no acabo de encontrar nada que me diga de la violación de los tratados de Ginebra por parte del gobierno español, por lo que les pediría a estos luchadores de la libertad que expongan cuáles han sido esas violaciones y así todos podamos entender claramente lo que exigen.

Puede, y digo puede, porque desconozco realmente el proceder, que estén condicionados por tantos años de vivir bajo un férreo dominio castrista, donde cada aspecto de la vida ha sido dirigida por el gobierno y la mentalidad desarrollada es que todo debe ser dado por el gobierno, que no se tiene que hacer nada por uno mismo porque es obligación del gobierno. Tal vez eso sea parte de la doctrina comunista, así les tiene total y absolutamente controlados, pero bajo la libertad y la democracia es otro el cantar. Hay leyes que te protegen que te dan beneficios, pero señores míos, somos nosotros los que tenemos que luchar por nosotros mismo y no esperar mamar de la teta del país, somos nosotros los que tenemos la obligación de construir nuestro país y si no se sienten parte de la sociedad donde viven, eso es problemas de ellos.

Pienso que antes de ir a meterse en la carpa que armaron ante el Ministerio de Asuntos Exteriores y desplegar semejante cartel, teniendo todo el derecho del mundo para hacerlo, debieron incorporarse a la sociedad que les abrió las puertas, siendo ellos los que dieran y no esperar recibir ¿Acaso creen que en Cuba iban a tener todo cuanto creen derecho a poseer sin dar ellos antes? ¿Creen que un nuevo gobierno democrático cubano iba a repartir viviendas a diestra y siniestra a cada cubano que la pidiera?, o que le darían una cantidad mensual de dinero para sus gastos sin dar un golpe, o esperan estos luchadores que Estados Unidos les iban a dar casa y dinero por la cara… Señores míos, pienso que deben ir cambiando su actitud, intentando incorporarse a la sociedad que sin exigencia de ningún tipo les ha acogido, al país que les ha abierto las puertas porque el prócer cubano también supo escribir que: La gratitud, como ciertas flores, no se da en la altura y mejor reverdece en la tierra buena de los humildes; o aquel otro que muy claramente expone que: El que tiene un derecho no obtiene el de violar el ajeno para mantener el suyo.

Creo que la oposición cubana no va a ser desacreditada por este incidente, ni tampoco su pureza va a ser mancilladla. Son muchos los años de lucha férrea, de desaparecidos entre las aguas del Estrecho de la Florida, de hechos y casos que le han dado la vuelta al mundo desde 1958 cuando Cuba se vio desprovista de la libertad.